Tuvo lugar en la ciudad de Neuquén la reunión anual entre autoridades del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) y los representantes de las empresas petroleras que operan en la cuenca del río Colorado.
En la ocasión se hizo una evaluación del cierre del año 2016, el análisis estadístico de inspecciones de incidentes e instalaciones hasta el 31 de octubre de este año.
También se presentó a las Empresas Petroleras el plan de trabajo para el 2018 en lo referido a la calidad del agua.
El informe presentado reveló que transcurrieron 22 meses sin que ningún incidente llegue al río Colorado.
En general, se conserva la tendencia del año anterior, en tanto que ha disminuido la superficie impactada.
Esto pone de manifiesto que los fluidos derramados quedan confinados en las estruc-turas específicas diseñadas a tal efecto.
Vale recordar que el área petrolera existente en la cuenca del río Colorado ocupa una superficie de aproximadamente 14.300 kilómetros cuadrados.
Se extiende por territorios de las provincias de Mendoza, Neuquén, La Pampa y Río Negro.
Allí hay unas 17 mil instalaciones petroleras que incluyen pozos productores, pozos inyectores de agua, pozos abandonados, pozos de gas, baterías, plantas y oleoductos.
Son operados por 17 empresas en algo más de 70 yacimientos.
Complementariamente a las inspecciones de incidentes se realizan inspecciones pre-ventivas de instalaciones.
Estas inspecciones permiten contar con un diagnóstico sobre el trabajo que realizan las empresas y, de ahí, operar en forma conjunta con las autoridades de aplicación a nivel provincial.
Se destacó que el hecho de que disminuyan las superficies impactadas pone de mani-fiesto que se está en una línea de trabajo favorable.
Otro hecho positivo es que, año tras año, se ha ido incrementando el número de insta-laciones que se controlan (inspecciones preventivas), según se dijo.
A través de dichas inspecciones de instalaciones se analizan tres variables: i) el esta-do de protección de cada instalación (pozos productivos, de inyección o de producción de gas, baterías, plantas, oleoductos …) mediante un cerco perimetral, ii) el estado de las instalaciones y iii) la construcción de un borde perimetral o muro de contención ante eventuales derrames de fluidos (agua de producción, agua de inyección o hidro-carburos).
Se estima que este año se llegará a más de 4.500 inspecciones preventivas, con una tendencia creciente en los últimos años.
También se puso de manifiesto en el encuentro que resultó favorable el hecho de que los inspectores viven en las ciudades de las áreas petroleras, situación que no se daba en los inicios de la Comisión Técnica Fiscalizadora del COIRCO (CTF).
En la reunión realizada en Neuquén también se consideró el Programa de Calidad de Agua, y del Estudio de Análisis Estadístico, del cual se cumplió la fase I, quedando pendiente la fase II para el 2018 y la III para el 2019.
Igualmente, se actualizó información a los representantes de las empresas sobre el estudio del origen del fósforo en la cuenca del Colorado y se clarificaron conceptos sobre el Acuerdo del Colorado.
En el encuentro se detallaron a los empresarios aspectos referidos a la regulación del río, al proyecto Portezuelo del Viento y al proyecto del acueducto desde el Colorado hacia Bahía Blanca.
Lo propio se hizo con los trabajos que desde el COIRCO se realizan en la laguna La Fea, en las nacientes del río Barrancas, uno de los afluentes del Colorado.
Las Autoridades del COIRCO, resaltaron en la reunión que la actividad que realizan las distintas empresas petroleras permiten compatibilizar la explotación de distintos recursos de la cuenca, como el petrolero, y la fuente de agua para abastecimiento hu-mano, para riego y para las explotaciones ganaderas, solicitando continuar con el es-fuerzo e inversiones preventivas para seguir disminuyendo los incidentes, como así también mantener actualizado el Plan de Contingencias Interempresario del Río Colo-rado, las barreras de protección de las obras de derivación (riego y toma para agua potable), entrenamientos para el control de derrames en río y embalse, y la disponibili-dad de elementos para el control de derrames en puntos estratégicos de la cuenca.
En tanto, las empresas petroleras actualizaron información sobre las acciones que se emprenden como grupo interempresario, detallando aspectos del plan de contingen-cias en la cuenca. También comentaron detalles de la selección de secciones de recu-pero; del entrenamiento del grupo de brigadas; del estudio de traslado de onda; de la compra de equipamiento y materiales para la recuperación de hidrocarburos en el río y el embalse y, finalmente, sobre la colocación y mantenimiento de barreras en las obras de toma de agua para abastecimiento humano y derivación a las áreas de riego.

Documento PDF

COIRCO
coirco@coirco.gov.ar (0291) 455 -1054
martes 12 diciembre, 2017
CP 2017_36